Nuestra filosofía


Cuando empezamos a diseñar nuestros relojes, nos dimos cuenta de que las grandes marcas siempre hablan de diseños y de materiales. De lo bien que quedan sus relojes en las muñecas de la gente y de la inspiración que les había llevado a diseñarlos. Nos dimos cuenta de que el tiempo tenía muy poco protagonismo en la creación de estos relojes ¿Irónico verdad? 

En nuestro caso, lo que nos inspiró fue precisamente eso, el tiempo. Para nosotros los relojes no son un instrumento que te dice donde tienes que ir , cuando levantarte y cuando entrar a trabajar. El reloj está ahí para ayudarnos a gestionar lo más valioso que tenemos, el tiempo. 

Y tu tiempo debería gastarse en aquello que pone una sonrisa en tu cara, en todo aquello que tienes que hacer para alcanzar tus metas. Es decir, nuestros relojes han sido diseñados con una idea muy concreta: Tu tiempo es tuyo, gástalo en algo que te haga feliz.

Por eso pensamos en incorporar un triángulo a nuestros relojes. Un triangulo que cubre un espacio de 20 minutos. En este espacio animamos a descubrir lo que todos podemos conseguir si dedicamos incluso una parte tan pequeña del día a conseguir nuestros objetivos, nuestras metas, nuestros sueños... A partir de ahí queda seguir escalando y seguir apostando por nosotros, para que cuando miremos el reloj, veamos una oportunidad para crear nuestro propio camino, para tomar nuestras propias decisiones, y para no ser nunca más esclavos de nuestro tiempo.